viernes, 29 de agosto de 2014

Yo mismo

En la casa reina el silencio. La familia se ha marchado y él queda enrocado en su soledad. Desde que murió su esposa la sensación ha ido acrecentándose día a día. Cada día se enfrenta al reto de mirarse a sí mismo y descubre cómo le cuesta cada vez más reconocer que no es el mismo, aunque sabe que lo es. Una pregunta repetida le viene a su  mente una y otra vez.
-¿Quién soy yo?
-David, claro. ¿Quién es este David?
Toda su vida pasa por el diafragma de su cámara vital y atisba un silencio con el que no quiere enfrentarse otra vez.
Conecta la radio para escuchar las noticias y su cabeza se distrae en el torbellino de la propaganda.
No obstante su pensamiento no le deja en paz. El recuerdo de su niñez, de su juventud, de su vida adulta viene y va con un movimiento pendular.
-Ya sé que no puedo ser otra vez joven, pero seguro que puedo seguir evolucionando, cambiando mi vida. No puedo encerrarme en lo que hago siempre. Necesito descubrir nuevos retos que me impulsen a encontrar la felicidad que siempre estoy buscando. Mi mente no se puede anquilosar en la rutina diaria a la que me veo obligado a realizar por mis propias limitaciones de la edad. Aunque también creo que yo mismo me pongo barreras en el camino que quiero recorrer. Mis huesos están entumecidos por la poca movilidad que voy teniendo poco a poco. Quizás necesitaría moverme más. Pero por otro lado compruebo que, en cuanto me paso con un poco de ejercicio, aparecen los dichosos dolores que me tienen harto.
La verdad es que mi vida se ha centrado en muy pocas cosas. He vivido encerrado en mí mismo demasiado tiempo creyendo que lo que pensaba, hacía y soñaba era lo mejor. Ahora estoy descubriendo que la vida es poliédrica. El mundo que me he hecho para mí ha impedido que camine hacia la belleza de lo desconocido, a la inseguridad que proporciona la libertad, al espacio galáctico que abre los horizontes de par en par. Quizás ya sea demasiado tarde, quizás todavía tenga tiempo suficiente para lograr lo que jamás pensé que necesitaría con tanto entusiasmo.

El brillo de sus ojos iluminó la mañana de color. Sintió en su piel un escalofrío como hacía mucho no había sentido y se dirigió al baño para acicalarse y ponerse de lo más elegante. Hoy tenía que ser un día diferente a todos los demás. Estaba convencido de su fortaleza y se disponía a poner en práctica los sentimientos positivos que le habían abordado en esta mañana. La vitalidad entró en sus entrañas y se sentía con todas las fuerzas del mundo para tirar hacia adelante.

De "El mago Mangarín"
Rafael Roldán

jueves, 28 de agosto de 2014

Azar

            Cuando la persona no está contenta con la dotación de bienestar que le ha regalado la vida, el juego puede servir de sustitutivo y compensar con la esperanza en una racha de suerte que mitigue dicho malestar. Hay personas que se quejan de su trabajo, de la poca remuneración que reciben a cambio, de la carencia de bienestar producto de vivir con una economía de subsistencia y ponen sus esperanzas en el juego y el azar creyendo que algún día les tocará la lotería o recibirán un premio inesperado que les librará de esa condición tan penosa en la que se ven inmersos. Ponen su fe en la suerte y, en algún momento, por arte de birlibirloque obtendrán el premio de ese paraíso al que se creen con todo el derecho del mundo, aunque no hayan dado un palo al agua en toda su vida. En el fondo también es una forma de buscar la felicidad. Tratar de vislumbrar un pequeño rayo de luz de esa felicidad posible que la indefinición del futuro puede llamar a la puerta el día menos esperado. La vivencia de una desorientación continua ante la vida hace que el individuo se abandone al destino, pero sin perder la ilusión de encontrar en el azar la compensación a todos los males de los que no se siente responsable. No creo que el enfoque del azar sea lo más acertado para encontrar luz en el camino. 

De "Caminar a tientas"
Rafael Roldán

miércoles, 27 de agosto de 2014

El mes de la ilusión


Los despertadores han vuelto a sonar estrepitosamente para alumnos y profesores. Septiembre atrae hacia las puertas del colegio a chicos y chicas cargados de ilusiones nuevas.  Quien más y quien menos piensa: “Este año no será como el pasado”; “desde el principio intentaré que todo funcione”; “tal vez consiga esto y aquello...” La mochila cargada de esperanzas y de libros recién estrenados. La sonrisa dispuesta para conocer a los nuevos y disfrutar del reencuentro con los ya veteranos del centro.
A los profesores también les sucede algo parecido en cada inicio de un curso nuevo. “Esta carpeta para las nuevas programaciones”; “este curso terminaré tal proyecto”; “ojalá pueda conseguir tal o cual cosa...” Y es que no hay nada mejor que estar ilusionado de verdad. La ilusión es la antesala de la esperanza y ésta es el motor de toda actividad humana.
El derrotista jamás trabaja en otra cosa que no sea su propia desilusión. Allá donde se encuentre la mala cara se justifica diciendo que hay que ser realistas y la falta de ideas se expresa con descalificaciones.
La persona ilusionada siempre trabaja creyendo de antemano que será posible hacer realidad su deseo. Allá por donde pasa genera confianza, no pide explicaciones innecesarias y proclama sus proyectos para contrastarlos y mejorarlos con ayuda de los demás.

Septiembre es mes de ilusión y ésta debería alargarse hasta la finalización del curso. Los despertadores habría que sustituirlos por las ganas de comenzar cada día las tareas propias de la apasionante labor educativa. Meter en las carteras lo nuevo y vivo que suele pesar poquito y luego, a lo largo de todo el curso, vaciarlas de  cualquier connotación que suene a obsoleto y necrófilo.


La ilusión vale mucho más que el quejido de un “total para qué”. Anima ver que hay muchísimos profesores, jóvenes y maduros, apasionados por ser buenos educadores. Seguro.
De "Recetas de aula"
Rafael Roldán

martes, 26 de agosto de 2014

Díselo

Vivimos enfrascados en nuestras mismidades. Envueltos en una soledad que nos acompaña a todas las partes. Como si el mundo y quienes nos rodean fueran ajenos a nosotros.
Sin embargo, cuando alguien no está le echamos tanto en falta que  lamentamos  no haberle dicho lo importante que era para nuestra vida.
¿Por qué nos cuesta tanto bendecir, bien decir a los demás? La vida con sentido es aquella capaz de ver en los demás la prolongación de nuestro bien ser. Especialmente con los más cercanos, conviene acercarnos con sencillez y decirles: “Tú eres especial para mí”. “Te quiero”. “Eres un encanto”… Cada uno sabe qué frase es la adecuada para hacerle sentir que tú le importas y mucho.

            Te invito a que pienses en una persona con la que convives. Acércate a ella y exprésale con un gesto cariñoso qué es especial para ti. Si lo haces comprobarás como se genera en tu interior una gran alegría.


lunes, 25 de agosto de 2014

Sin darme cuenta

Sin darme cuenta…

Mis manos mueven sus dedos, entre ellos se tocan y juegan.
Noto su contacto, la rugosidad de los surcos de la piel, el roce suave de las huellas.

Sin darme cuenta…

Mis piernas sostienen el peso de este cuerpo, quizás demasiado alimentado.
La consistencia de mis huesos resiste. El calzado acuna sendos pies dormidos donde posa mi figura.

Sin darme cuenta…

Mi cabeza altiva, ahí está, dominando el horizonte desde los hombros. Embotada por la historia de mi memoria. Repleta de energía sin consumir. Esperando quizás una señal de otro planeta.

Sin darme cuenta…

Estoy vivo, todavía… sin darme cuenta. 



domingo, 24 de agosto de 2014

Creatividad

"La fuente creadora de la humanidad se desarrolla gracias a aquellos que continuamente están ideando nuevas formas de enfocar nuevas soluciones a los problemas. La creatividad no es fruto del golpe de suerte que aparece como por arte de birlibirloque sino como una consecuencia del esfuerzo dedicado a generar las condiciones para resolver con éxito las dificultades. Tenemos ejemplos en los grandes deportistas, empresarios, especialistas de una rama profesional, etc. Su conocimiento y aptitudes han sido alcanzados a base de constancia, dedicación y esfuerzo en lo que hacen. Si se pone cuidado en hacer bien las pequeñas cosas se conseguirá llegar a crear otras cosas muchísimo más importantes. El secreto de los grandes creadores consiste en observar los pequeños detalles y trabajar en ellos como si fuera su gran obra. No se esperan a ser excelentes para poder hacer cosas extraordinarias sino que intentan perfeccionar sus actuaciones y sus aptitudes como una forma natural de estar bien con ellos mismos." 

De "Caminar a tientas"
Rafael Roldán


jueves, 21 de agosto de 2014

Anciana

Un velo de sueños se desvaneció.
La mirada despertó tranquila al alba,
esa mañana clara,
donde el sol sintió la madrugada.

Bellos, sus ojos verdes robados,
a un felino salvaje
el primer día que vio la luz
fuera del vientre de su madre.

Oro, su ilusión bendita de amores.
Larga melena, catarata blanca
y caricia de recuerdos,
espuma efímera de sinsabores.

La calesa del tiempo se acerca al destino
con egregia sabiduría y paz.
Le espera la temida
en la puerta del edén, palacio desconocido.

La sonrisa dibuja un rostro feliz.
Sus arrugas, colmenas de un panal,
labores de obrera incansable,
cargadas de cariño y miel.

Ya tiene ganas de abrazar
el cielo azul, la blanca luz.
Mirar de nuevo los ojos negros,
del hombre que engrandeció su amor.

Rafa


miércoles, 20 de agosto de 2014

¿Miedo?

¿Tienes miedo a decir lo que piensas? Porque…
¿Puede caer mal en los demás? El problema no lo tienes tú. ¿Tiene consecuencias para tu vida? Tú eres el responsable. ¿Estás convencido de que puede ser de gran ayuda? ¿A qué esperas? ¿Dudas que sea beneficioso para alguien? Guarda silencio. ¿Hay una pizca de maldad en tus palabras? Ten cuidado con el veneno del mal que puedas tragar. ¿Necesitas pedir perdón? No dilates el tiempo para hacerlo. ¿Descubres un éxito de los demás? Corre a felicitarle. ¿Conoces el fracaso de un proyecto iniciado por una persona? Admírala por haberlo intentado. Abre las puertas a los demás, sonríe sencillamente, aprende a escuchar con todos los sentidos de cuerpo. Al menos tú aprenderás y ello te hará más feliz.

lunes, 18 de agosto de 2014

El retrato

Los regalos siempre son bienvenidos. ¡A quién no le gusta que le hagan un regalo inesperado! A los alumnos también les agrada sentirse obsequiados. Para un profesor que tenga más de veinte alumnos y quiera hacerles un regalo a cada uno, como no le eche imaginación y se dedique a comprar un pequeño detalle, le puede suponer un gasto económico, para empezar y un rompedero de cabeza si quiere acertar con una mínima elegancia. Por eso es extraño que esta situación sea “normal” en una clase. Hacer un retrato a los alumnos puede ser un regalo estupendo. Se trata de observar a cada estudiante durante un tiempo y después de conocerle un poquito, se escriben una serie de características personales. Las mejores cualidades, algún defectillo que puede mejorar, los deseos del profesor para que todo le vaya bien en la vida y mucho cariño en todas y cada una de las apreciaciones. Se redacta un folio de manera personalizada, con alguna ilustración. Si se puede se inserta la foto del interesado y se hace la entrega de este regalo el día de la fiesta del colegio o ese día especial que se ha escogido como apropiado para hacerlo. Siempre con la generosidad de ser gratuito. A continuación inserto una parte de un retrato realizado a un alumno a modo de ejemplo: “Estimado Fernando. (Fernando es el nombre ficticio de uno de mis alumnos). ¡Cuántas llamadas de atención! Los dos sabemos que te resulta muy difícil estar concentrado en algo. Y no es porque no lo intentes pero tu interior reacciona así. La escuela te supera. Hay una especie de fuerza que te empuja a ser alguien que tú mismo no quieres. Fuera del centro escolar, todo es diferente. Te muestras más maduro y te sientes mejor. Sé que tienes buenas intenciones en casi todo. Luego llega el cansancio y hace que muchas cosas se derrumben sin quererlo. Te gusta bromear, alegrar a la gente con tu compañía, hacerte amigo de todos los que puedes y eso es muy bueno. Algunos acontecimientos te superan y crees que te va a pasar algo grande que tú no puedes dominar. Lo pasas mal. Después compruebas que todo vuelve a su sitio y te sientes más tranquilo. Sé que eres una buena persona y tendrás muchos amigos si eres capaz de dominar tus impulsos un poquito más. Te deseo lo mejor en tu futuro y espero que apliques en tu vida personal alguna de las pequeñas cosas que he intentado compartir desde que te conozco. Un fuerte abrazo y mucha suerte Tu profe”
"Recetas de aula"

domingo, 17 de agosto de 2014

El regalo de la vida

La vida nos viene dada como un regalo. Cuando lo vamos desenvolviendo nos damos cuenta en qué consiste ese don. Para algunas personas cualquier agasajo que reciben es criticado por algo que no les convence y por tanto motivo de disgusto. Para otros en todas las dádivas encuentran un motivo de alegría. "El mago Mangarín"

viernes, 15 de agosto de 2014

Déjame libre

No me ofrezcas lo que te sobra ni me robes la sombra del árbol que vi crecer. No vengas a robarme el petróleo que me exiges a precio de muerte. No me vendas las armas que matan a mi familia, ni llenes tu caja de caudales con las misiones de tu paz. Déjame libre, no pongas vallas en las fronteras, no mires mi color, no juzgues desde tu sillón la vida que me ha tocado. Quiero comer menos que tú, trabajar con horario de sol, dormir con los dos ojos cerrados y la bolsa de viaje sin hacer. Déjame en paz. Deseo soñar un pan cada mañana beber agua del río y del manantial. Acompañar a mis hijos a la escuela. Caminar sin miedo por las calles. ¿Acaso no puedo cantar a esa libertad sin dueño, a esa paz que no me das? Solo me queda un tesoro, ser libre, sin más. Rafa Roldán

jueves, 7 de agosto de 2014

Caminar a tientas


http://www.iberlibro.com/Caminar-tientas-Rafael-Rold%C3%A1n-L%C3%B3pez-Universidad/12321730793/bd



 Caminar a tientas: Rafael Roldán López
Imagen de la librería

Caminar a tientas

Rafael Roldán López

Editorial: Universidad de San Jorge, 2013
ISBN 10: 8494185047 / ISBN 13: 9788494185045
Nuevos / Encuadernación de tapa blanda / Cantidad: 1
Librería: Librería ARS (Zaragoza, ZA, Spain)
Disponible en otras librerías

Descripción:

Esta publicación es un intento de plantear la necesidad de tener un proyecto de vida. Este libro describe el tránsito por el laberinto en el cual nadie sabe dónde está la salida, ni siquiera cuál es la mejor, la más corta, la más interesante, todo es incierto. Si el lector espera encontrar respuestas a sus preguntas quizá termine con nuevas preguntas que le despierten de nuevo a la apasionante tarea de sentir que vive.

El mago Mangarín

http://www.elmurodeloslibros.com/9788493967055/libro/el-mago-mangarin/

EL MAGO MANGARÍN


El mago Mangar�nROLDÁN LÓPEZ, RAFAEL
ISBN 9788493967055
EDICIONES UNIVERSIDAD SAN JORGE, 2013
Nº PÁGINAS:135



SINOPSIS DE EL MAGO MANGARÍN
Alex enseña a su abuelo David a jugar con una consola.Fruto de esa comunicación, en la que se trasgrede lo que se suele esperar, el nieto es quien crea interrogantes al abuelo, que a pesar de estar en el atardecer de la vida, todavía está abierto a cambiar sus percepciones.

TU OPINIÓN DE EL MAGO MANGARÍN
 
Pista de imagen reCAPTCHA
Obtener una pista nueva
Obtener una pista sonora
Ayuda
 
Invitado24/12/2013
Este libro es un regalo. Transmite mucha paz. Lo recomiendo.
Invitado02/12/2013
Magnífico libro de fácil lectura.Deja abierta la posibilidad de que saques tus propias conclusiones.Recomendable.
Invitado01/12/2013
Se lee con bastante facilidad y tiene mucho fondo de humanidad. Merece la pena su lectura.
Invitado21/11/2013
Lo recomiendo. Es un libro que se puede leer simplemente como un cuento y también utilizarlo para pensar. Me ha gustado muchísimo.
Invitado18/11/2013
Un libro muy interesante que con un sencillo cuento ayuda a reflexionar sobre los temas importantes de la vida. Muy recomendable.
Invitado17/11/2013
Invita a vivir como piensas y no a pensar como vives. Muy educativo.

Recetas de Aula




Recetas de aula
(Comentario sobre el libro Recetas de Aula realizado por la bibliotecaria de Fundación San Valero en la primera edición publicada en soporte papel.)
El pasado día 17 de noviembre tuvo lugar en el Salón de Actos de Fundación San Valero la presentación del libro Recetas de Aula, escrito por nuestro compañero Rafa Roldán.
El libro se divide en dos partes. En la primera, el autor deja al descubierto su forma de entender la vida; clave para poder sacarle todo el jugo a cada una de las recetas que de forma individualizada nos va presentando.
En la segunda parte, después de toda una vida dedicada a la docencia en FSV donde se ha ido formando como persona y profesor en la delicada tarea de educar, Rafa ha plasmado en este libro de una forma sencilla y amena sus propias “recetas de aula” con las que ser capaces de encarar las diversas situaciones a las que cualquier docente se tiene que enfrentar en su quehacer diario. Siempre desde el cariño que profesa a los jóvenes, a los que cada día trata de entender, ocupando junto a ellos pupitre en el aula y así, juntos, mirar la vida en la misma dirección, haciendo suyos todos esos problemas tan típicos de la adolescencia.
Recetas de Aula nos muestra una educación comprensiva, cercana, donde el ingrediente principal de este guiso es el alumno y su formación como persona. Cada receta posee las dosis justas de respeto, mano derecha, mano izquierda, autoestima e innovación para conseguir que la tarea de educar sea un binomio alumno-profesor.
Por todo ello, tenemos en nuestras manos una obra de gran valor pedagógico para todo aquel que sienta que la educación va más allá de un encerado en el que se agolpan nuevos conocimientos.
Mercedes Vara Fínez
Responsable de Biblioteca FSV

“Educar al adolescente en el respeto, con mano derecha e izquierda es decir tú vales. Ahí está la innovación”

miércoles, 6 de agosto de 2014

Alegría

ALEGRÍA

Hoy ha llegado plena,
delicia del alma, olor a rosa enamorada.
Jovial, dicha, pura,
regocijo conquistado, aleluya.

Cascabelea la música de risas,
despiertan las ninfas.
El alborozo de los duendes guapos
cautiva con optimismo e hilaridad.

Qué godeo, cuánto gusto,
ilusión, ganas, alacridad.
Buen humor, exaltación, sencillez
pálpitos en corazón entusiasmado.

Fueran han quedado los enfados
no se admite sequedad ni enojo.
La hosquedad y la grosería,
al pozo ciego de la alquería.

Dentro se celebra el bienestar,
la fortuna de estar vivo,
embriagados en la suerte y la ventura,
goce, jolgorio, satisfacción, júbilo.

Inhalar la vida hasta el vahído.
Exhalar los males y suspiros.
Disfrutar el presente sin respiro
con la prisa ingenua de un chiquillo.


Rafa

lunes, 4 de agosto de 2014

Transmitir serenidad

Transmitir serenidad

         Cuando se entra en una clase conviene transmitir autoridad, serenidad y juicio.
Autoridad para decir a todos los alumnos y alumnas: Yo soy el responsable de este grupo”. Me hago cargo de vosotros y respondo a vuestras expectativas.

Serenidad que proviene de la paz interior del profesor. Estoy tranquilo, me siento a gusto con vosotros, no tengo nada que temer y vosotros tampoco.

Juicio que parte del sentido común. Sé discriminar con juicio los problemas y dilemas que se presentan en clase. Respeto las opiniones  de todos pero mantengo unas pautas éticas que las hago llegar a toda la clase.

"Recetas de aula"

viernes, 1 de agosto de 2014

Vacaciones

¡Qué feliz me siento!

            Después de trescientos cincuenta y ocho días voy a disfrutar de siete días de vacaciones.   
¡Qué feliz me siento!

El primer día madrugaré para pegarme el palizón de conducir hasta la playa. Eso sí tengo que pensar cómo solucionar el puzle en 3D para recolocar los infinitos bártulos en el maletero del coche. Las maletas de los niños y la nuestra. Cuatro sillas plegables con su mesa para comer en el campo, una sombrilla amplia de camping. La barquita inflable para el pequeño, el cubo, palas, rastrillo de plástico para la arena de la playa. Las esterillas enrollables, una nevera para los refrescos, las cervezas y la tortilla de patatas. Este año nos lo hemos montado bien y no llevamos al perro que lo hemos dejado en una residencia canina, con lo cual evitamos llevar su comida, el colchón donde duerme, el cuenco de la comida y del agua.

¡Qué feliz me siento!

En cuanto llegue no pienso dar un palo al agua. Como mucho, levantarme antes que el resto de la familia para preparar el desayuno. Este año nos salía mejor un apartamento que el hotel, la crisis se nota. Espero a que desayunen todos para recoger. Me gusta que se vayan ellos antes que yo a la playa, así me quedo preparando la comida del mediodía tranquilamente y cuando volvemos sobre las tres de la tarde, está todo preparado. Yo solo me acerco a llamarlos. A mí no me gusta el calor infernal del mediodía.

¡Qué feliz me siento!

Después de comer todo el mundo se queda dormido hasta las seis de la tarde. ¡Hace tanta calor! Recojo la cocina comedor o comedor cocina y me siento en el balcón del apartamento a leer el periódico. ¿Nos vamos a la playa? Son las seis y  media de la tarde. Me doy un chapuzón. Enseguida son las ocho y media. Recoger sillitas, esterillas, toallas, nevera y la barquita inflable. Eso sí, cada cosa con un poquito de arena crujiente. Vamos al apartamento. Tandas de ducha, mientras preparo la cena.

¡Qué feliz me siento!

Daremos una vuelta después de cenar y compraremos unos helados para saborearlos sentados en un banco de cemento escuchando las olas del mar. A la fresca. Es la mejor hora del día y de la noche.


¡Qué feliz me siento!